NoticiasOtros temas de interés

Xiaomi quiere conquistar Tailandia, y no lo tendrá fácil

En noviembre, los compradores tailandeses que se agolpaban en el centro comercial Seacon Square Bangkae de Bangkok, se sorprendieron al encontrar una tienda de teléfonos con un logo que nunca habían visto antes: Xiaomi.

Fue la segunda tienda Mi lanzada por el principal fabricante chino de smartphopnes en el país en un mes. El primero fue en Imperial World en el distrito de Samrong. La llegada de Xiaomi a Tailandia es tardía. Cuando entró por primera vez en el sudeste asiático en 2014 con Singapur y Malasia, también anunció planes para Tailandia, Vietnam, Indonesia y Filipinas. Con los años, se han establecido canales de venta en línea y tiendas físicas en estos mercados, pero no en Tailandia.

Xiaomi ha estado preocupada con India, el segundo mercado de móviles más grande del mundo. Después de apenas dos años allí, Xiaomi se unió a Samsung como líder del mercado en el tercer trimestre de 2017, y cada uno representa el 23,5% del mercado, según IDC, una empresa de investigación de EE. UU.

Si bien la empresa china está comprometida con una mayor expansión en la India, también está buscando mantener el crecimiento en otros lugares. El sudeste asiático, con sus mercados abiertos y la falta de competencia local, es clave para sus planes de expansión global.

Tailandia importa en particular. Es el segundo mayor mercado de smartphones del sudeste asiático después de Indonesia, y durante mucho tiempo ha luchado contra gigantes como Samsung, Apple, Huawei y Oppo, así como por jugadores más pequeños como Wiko, un equipo chino-francés.

Oppo y Vivo de China eligieron Tailandia para sus primeras aventuras en el extranjero en 2010 y 2014, respectivamente. Huawei lo siguió en 2013.

En un país obsesionado con las estrellas del pop, los fabricantes chinos han inyectado enormes presupuestos de marketing para competir por la atención del consumidor. El ídolo local Nadech Kugimiya ha sido recientemente contratado para respaldar la última serie de Oppo F5.

Sin embargo, Xiaomi está haciendo progresos en Tailandia. Reclama «el compromiso de remodelar el mercado tailandés con productos de alta calidad a precios increíbles» e identifica a Tailandia como uno de sus 10 principales mercados prioritarios en el extranjero. Sus teléfonos se venden entre 4,000 baht ($ 123) y 18,000 baht.

No hemos llegado tarde para estar en Tailandia, aunque varios fabricantes de teléfonos chinos ya han estado aquí por años», dijo Donovan Sung, director de marketing global de Xiaomi, a los periodistas en agosto cuando comenzó a vender unidades a través de Lazada, una plataforma líder de comercio electrónico.

Xiaomi tiene una dura pelea para conquistar Tailandia, pero de seguro que en unos años, podrá conseguir ganar terreno de otros fabricantes.

Disfruta de toda la actualidad Xiaomi  en nuestro canal de Telegram y Facebook. Si quieres estar al tanto de las mejores ofertas únete aquí. Y si te ha gustado comparte en tus redes sociales.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba