GuíasSmartphones

Cámaras: la diferencia entre estabilización óptica y electrónica

Hace poco comentábamos el curioso caso de los smartphones que suenan al agitarlos y explicábamos que esto se debía, principalmente, al movimiento de los componentes que eran necesarios para lograr la estabilización óptica de las cámaras que tienen la mayoría de smartphones de gama alta. Hoy, también hablaremos de estabilización óptica, pero con un agregado: veremos la diferencia entre estabilización óptica y estabilización electrónica.

Por ser el apartado de cámara uno de los aspectos en los que más suelen fijarse los usuarios a la hora de comprar un smartphone, la información que estamos a punto de mostrarte puede ser de gran utilidad.

Por lo general, los móviles utilizan alguno de estos dos tipos de estabilización para los lentes en sus cámaras. Debido a ello, queremos que sepas la diferencia entre ambos, para que puedas escoger el que mejor se adapte a ti.

Por qué tu cámara necesita un estabilizador

La respuesta a esta pregunta es bastante sencilla y es que, al momento de grabar un vídeo o tomar una fotografía, es bastante probable que el temblor o movimiento producido por tus manos entorpezcan el enfoque de la cámara.

El estabilizador tiene la función de evitar, o mejor dicho, compensar ese movimiento extra producido por tus manos o por la superficie en la que se encuentra apoyada tu smartphone.

De este modo, gracias al estabilizador de la cámara, los videos y las fotografías que tomes no estarán demasiado desenfocadas.

Con el paso del tiempo, las tecnologías que hacen posible la estabilización óptica y electrónica han estado evolucionando y se han ido integrando a múltiples dispositivos, convirtiéndose en algo común de encontrar en smartphones y siendo tan potentes como las cámaras reflex o compactas clásicas.

Qué es la estabilización óptica

Este es un tipo de estabilización que está presente en el hardware de tu cámara o móvil. Es decir, es un elemento físico que está dentro de tu dispositivo. 

Inclusive, si tienes un móvil de gama alta, lo más probable es que cuente con este tipo de estabilización.

En los móviles que cuentan con esta tecnología, por lo general, al agitarlos cerca de tu oreja podrás oír como chocan entre sí los elementos que lo conforman.

La estabilización óptica, abreviada normalmente como OIS (Optical Image Stabilization) por sus siglas en inglés, cuenta con un motor interno que acomoda elementos dentro de la cámara de tu smartphone, tanto si estamos moviéndonos mientras grabamos como si estamos enfocando algo en nuestro lente.

Estabilización óptica y electrónica
Estabilización óptica

El reacomodo de estos elementos dentro de la cámara hace que se compense el movimiento externo y se logren tomas más nitidez.

En el caso de OIS, el elemento es un prisma de vidrio que se encuentra delante de la lente, el cual sirve para hacer modificaciones a una imagen “movida” o desenfocada.

Este prisma puede reaccionar a nuestro movimiento para equilibrar la imagen en todo momento y evitar imágenes borrosas.

Otra función que tiene el estabilizador óptico es la de ayudarnos a realizar tomas en lugares con poca luminosidad. De modo que, bajo estas circunstancias la imagen no se vea desenfocada.

La estabilización óptica fue utilizada durante mucho tiempo solo en cámaras de alta gama, pero esto ha ido cambiando y ahora podemos encontrar este tipo de tecnologías en cámaras de smartphones o cámaras en general menos potentes.

Qué es la estabilización electrónica

EIS, o Electronic Image Stabilization. En este caso, la estabilización de las tomas no se realiza por medio de hardware, sino por software. 

Si el vídeo original no está estabilizado, podemos estabilizarlo luego mediante software en el propio móvil, o a través de programas de edición. Estos últimos ofrecen, algunos, muy buenos resultados.

La mayoría de las veces, la estabilización de la imagen se realiza de forma automática, consiguiendo muy buenas tomas sin la necesidad de utilizar programas de edición o editar la imagen en el propio smartphone.

La estabilización electrónica es el tipo de estabilización que ofrecen los móviles de gama baja y gama media. Y aunque es bastante útil, también tiene sus inconvenientes. Por ejemplo: la resolución final, luego de la estabilización por software suele bajar la calidad del video o la imagen.

Cabe destacar que los fabricantes de móviles siempre agregan un poco de estabilización electrónica a sus dispositivos, aunque estos ya cuenten con estabilización óptica.

Smartphones como el Pixel de Google cuentan con la mejor estabilización por software del mercado.

Cuál es la diferencia entre estabilización óptica y electrónica

Para empezar, la estabilización óptica suele tener un costo de fabricación más elevado.

Además, aumenta el peso del dispositivo que la integra en su hardware y suele dar muchos problemas a la larga, debido a la sensibilidad de los componentes necesarios para su funcionamiento, que suelen estropearse bastante pronto. 

Sin embargo, la estabilización óptica goza de algunos beneficios que no tiene la estabilización electrónica. Por ejemplo: no cambia la resolución de la toma y no recorta los bordes de la misma, algo que si sucede con la estabilización electrónica. 

Para que la estabilización electrónica tenga resultados mínimamente semejantes a los de la estabilización óptica, su optimización debe ser milimétrica.

Además, la calidad de las imágenes varía mucho de un móvil a otro, incluso teniendo el mismo sensor o los mismos megapixels.

En segundo lugar y recapitulando: la diferencia principal entre ambas tecnologías es el hecho de que una funciona totalmente integrada en el hardware y otra funciona a través de programas informáticos (software).

Por lo tanto, si buscas un móvil ligero, una buena opción es preguntar por uno que cuente con estabilización electrónica.

Por último, recordar que los móviles de gama baja son los que suelen incorporar la tecnología de estabilización electrónica, mientras que la gama alta, por lo general, posee estabilización óptica.

¿Es mejor la estabilización óptica o la estabilización electrónica?

Pese a las evidentes ventajas que tiene la estabilización óptica no debemos esperar encontrarnos con lo mejor de lo mejor en cualquier gama o modelo de móvil. La calidad de este dependerá de la calibración y la propia calidad de las piezas que componen al estabilizador. De igual forma, un estabilizador electrónico no optimizado dará resultados pobres.

¿Por cuál decidirse?

Todo dependerá del presupuesto que tengas planteado y de lo que quieras hacer con el móvil.

Como ya explicamos, la estabilización óptica suele estar en los smartphones de gama alta. Por esta razón, si tienes en mente algo económico, lo mejor será apuntar al estabilizador electrónico o por software.

Este tipo de estabilización es muy útil si tus tomas se realizarán en un ambiente tranquilo. En cambio, si quieres un móvil con buena cámara para sacar videos en plena acción, entonces si o sí deberías ir por el estabilizador óptico.

En grabaciones deportivas: de vehículos, bicis, motocicletas, etc, el estabilizador óptico es genial. Es tu mejor opción.

Esperamos que este artículo sobre la diferencia entre estabilización óptica y electrónica te haya enseñado algo nuevo. Si es así déjanos un comentario y únete a nuestro grupo de Telegram.

>> Mantente al día de las ofertas y novedades en nuestro canal de Telegram <<


Estate al tanto de todas las novedades y ofertas de tu marca favorita en nuestro canal de Telegram. Si estás pensando en adquirir un nuevo producto de la marca y tienes dudas puedes consultar en nuestro grupo en Telegram o Facebook con una comunidad en continuo crecimiento.

Y por supuesto nos puedes encontrar en el resto de RRSS: Facebook, Instagram o Twitter.
¿Eres fan de la fotografía? Compártenos tus mejores instantáneas en nuestro grupo de fotografía.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba