AnálisisSmartphones

Xiaomi Redmi Note 4X

Analizamos la versión actualizada del terminal más vendido por Xiaomi.

El pasado año el smartphone más vendido por Xiaomi fue el Redmi Note 4. Un gama media con unas prestaciones y precio que resultan muy tentadoras para el consumidor que no necesita gran rendimiento ni tener lo último en tecnología en su bolsillo. Por ello al poco tiempo sacaron esta versión mejorada, denominada Redmi Note 4X.

Esta nueva versión no dista en gran medida a su predecesor, a grandes rasgos podríamos decir que tiene las mismas prestaciones pero en este caso, el 4X esta potenciado con un procesador Qualcomm Snapdragon dejando de lado el Mediatek Helio.

Especificaciones técnicas

Si ya conoces las características del Redmi Note 4 no te llevarás una gran sorpresa. El Note 4X monta la misma pantalla LCD IPS de 5,5″ con resolución Full HD con acabado 2.5D en los bordes, misma cámara trasera de 13 Mpx y batería de 4100 mAh. La única diferencia como comentamos antes es su procesador, monta el Qualcomm Snapdragon 625 de ocho núcleos, la gran ventaja de este procesador es la eficiencia energética que tiene en comparación con el Mediatek Helio X20, sacrificando eso si algo de rendimiento que apenas vamos a notar. Pero esta mejora a nivel energético, tras comparar las duraciones de batería del Redmi Note 4 y 4X estamos hablando de casi 2 horas más de pantalla que su antecesor. Una mejora nada despreciable si estamos pendientes de nuestro smartphone y paramos poco por casa. Puedes ver todas sus características en su ficha técnica.

Diseño

El diseño de este terminal es el mismo que su predecesor pero han aumentado la gama de colores con algunos tan llamativos como el Aguamarina que hemos probado. Monta un cuerpo unibody construido en metal con pantalla LCD y un tamaño correcto para poder disfrutar de contenido multimedia y sacarle el jugo al procesador. En este sentido Xiaomi es una marca muy tradicional y en sus modelos Redmi aunque los diseños no son nada espectaculares, son lo suficientemente ergonómicos para poder hacer un correcto uso de toda la pantalla y sensor de huellas sin dificultad.

 

Cámaras

En la parte superior vamos a tener la cámara selfie de 5 Mpx y una apertura focal 2.0, más que suficiente para hacernos algún selfie. Y en la parte trasera tendremos una cámara con resolución de 13 Mpx y flash LED de doble tono, con la que pondremos sacar fotos en casi cualquier circunstancia. Nos permite hacer fotos con HDR y un modo belleza para mejorar nuestros retratos. No tiene mucho más que remarcar, este terminal no destaca en el apartado fotográfico.

Software

Este terminal en concreto venía con Android 6.0 Marshmallow y MIUI 8.2 en su versión global. No tenemos necesidad de cambiar la ROM, únicamente configurar nuestras cuentas de Google y Mi y a funcionar con el. Nada más encenderlo se actualizo a Android 7.0 Nougat con MIUI 8.5, la última versión oficial lanzada por Xiaomi para este terminal. Respecto a la capa de personalización MIUI a mi en concreto me gusta bastante, aunque es cierto que si vienes de Android puro u otro SO como Lineage te puede costar un poco adaptarte.

 

Conclusiones

Si te estas planteando comprar este terminal o el Redmi Note 4 mi consejo es que si vas a centrar su uso en jugabilidad y contenido multimedia te quedes con el Note 4 ya que este te va a ofrecer un mejor rendimiento, sin embargo, si eres un poco más conservador y prefieres una mayor duración de la batería, sin duda alguna deberías adquirir este terminal. La versión que hemos probado es la de 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento y su precio actualmente ronda los 165€ en Banggood. Un terminal con una relación calidad/precio sorprendente y difícil de poder batir. Y tú, ¿cuál prefieres?

Diseño - 80%
Pantalla - 82%
Rendimiento - 73%
Cámara - 68%
Autonomía - 85%
Precio - 82%

78%

Puntuación global

Un smartphone con poca evolución perfecto para aquellos que pref

User Rating: 2.53 ( 2 votes)

Artículos Relacionados

Botón volver arriba